Diferencias entre un contable y un asesor fiscal

Un contable y un asesor fiscal son profesionales que ejercen funciones totalmente diferentes y es importante conocerlas a fondo. Aunque parezcan similares, existen diferencias entre un contable y un asesor fiscal, ya que cada uno de estos expertos ofrecen soluciones en diferentes ámbitos económicos de la empresa.

El gestor fiscal se especializa en funciones tributarias y controla que se cumplan para evitar multas y otras consecuencias. En cambio, una gestoría contable vela por la situación económica de una empresa o particular, realizando análisis de los ingresos y egresos presentes, sigue leyendo y descubre sus diferencias.

¿Qué es un contable?

Es un profesional que hace un registro y seguimiento minucioso de los ingresos, egresos y facturación de una empresa o particular. Entre sus servicios contables está la posibilidad de recopilar información crucial, que servirá para presentar con detalle la situación económica y facilitar así cualquier toma de decisiones. 

Cabe destacar que las funciones de contabilidad y auditoría de un contable son variadas, entre ellas están:

  • Registro de movimientos en libros de compra, venta y facturación.
  • Elaboración de balances, presupuestos y liquidaciones.
  • Análisis de ganancias, egresos y elaboración de informes.

La asesoría contable es otra de las funciones que hace perfectamente este profesional, ya que servirá para aumentar las ganancias y minimizar gastos. De esa forma, sus servicios de contabilidad son una pieza clave para cualquier empresa o individuo en el mercado.

¿Qué es un asesor fiscal?

Es una especie de gestor fiscal que se encarga de velar que sus clientes cumplan con las obligaciones tributarias que exige la ley. Su asesoría fiscal resulta ventajosa para los clientes, porque este experto conoce todas las exenciones que se pueden aplicar para disminuir el importe a pagar por concepto de impuestos.

A continuación, te vamos a presentar las funciones que desempeña un asesor fiscal:

  • Realiza una planificación tributaria y organiza los pagos tomando en cuenta las fechas del calendario fiscal. Al mismo tiempo, ejecuta estos procesos de manera oportunidad directamente en hacienda de ser necesario.
  • Utiliza, administra y hace una buena gestión de toda la información fiscal recabada, con el fin de que cliente no incurra en delito fiscal por evasión de impuestos. 
  • Actúa como intermediario y otorga asesoría fiscal contable oportuna al cliente, gracias a su estrecha relación con la administración pública.
  • Ofrece asesoría contable fiscal en derechos aduaneros a todo aquel organismo o particular que solicite este tipo de servicios.

 

¿Cuándo debo contratar un contable y cuándo un asesor fiscal?

El contable y el asesor fiscal realizan funciones que quizás para muchos sean parecidas, pero no es así y contratarlos para tareas específicas a su cargo es lo más recomendable. Por eso, te vamos a explicar cuándo contratar a un contable y cuándo a un gestor fiscal, presta atención.

Cuando y qué problemas soluciona un gestor fiscal

  • En caso de retrasos o multas por incumplimiento de las obligaciones fiscales y contar con los servicios de este profesional a tiempo, ayuda a evitar tal situación.
  • Cuando se inicia un negocio y es una obligación, una empresa que no posea un plan de negocio con datos fiscales precisos, no tendrá resultados positivos a largo plazo.
  • Su presencia mejora la gestión de la empresa, las malas decisiones pueden atentar contra la empresa y su supervivencia en el mercado. Por lo tanto, es importante contar con un gestor fiscal y sus conocimientos en materia tributaria.

Cuando y que problemas soluciona un contable

  • Fallas en el control y seguimiento de cuentas e inventarios, esta desorganización no mostrará la realidad económica de una empresa y sus miembros podrían tomar decisiones equivocadas.
  • Desorganización, desfases en los registros y una mala conciliación bancaria, todos estos errores ameritan la presencia de un gestor contable.
  • En caso de fraude, una auditoria o asesoría contable es lo más recomendable. Sin embargo, se recomienda contratar estos servicios contables con antelación para localizar estos problemas a tiempo.
asesor fiscal

¿Qué pasa sí elijo el equivocado?

Ahora que ya conoces las diferencias entre un contable y un asesor fiscal, te recomendamos evaluar tus necesidades y contactar al experto indicado. En caso de que todavía tengas dudas, en Fiscalis.es contamos con un grupo de profesionales dispuestos a ayudarte con tus requerimientos.