Estudio y Confección de Expedientes de Regulación de Empleo

Servicios
Contacta
¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes una consulta no dudes en contactar con nosotros.

En Fiscalis, somos expertos en el ámbito laboral, especializados en el estudio y confección de expedientes de regulación de empleo. Con años de experiencia a nuestras espaldas, hemos asistido a empresas de todos los tamaños en la gestión de sus necesidades laborales, adaptándonos a las cambiantes normativas y circunstancias del mercado.

Además, sabemos que cada caso es único y requiere de una atención personalizada, por lo que nos dedicamos a analizar en profundidad la situación empresarial de nuestros clientes para ofrecer soluciones a medida. Nuestro enfoque se centra en la claridad y la efectividad, asegurando que cada paso en la confección de ERTE o ERE esté perfectamente alineado con las necesidades específicas de la empresa y sus trabajadores.

Diferencias entre ERE y ERTE

Cuando nos enfrentamos a la necesidad de reestructurar la plantilla de una empresa, es fundamental comprender las diferencias entre ERE y ERTE. Estos mecanismos de regulación de empleo, aunque similares en su propósito de adaptación de la empresa a circunstancias adversas o de cambio, tienen características distintas que los hacen adecuados para situaciones diferentes.

En nuestro despacho de abogados en Valencia asesoramos de manera efectiva sobre cuál es la mejor opción para cada empresa, tomando en cuenta las particularidades de cada caso.

  • ERE (Expediente de Regulación de Empleo): Es una herramienta utilizada para la extinción o suspensión de contratos de forma definitiva. Se aplica en situaciones de crisis económica, técnicas, organizativas o de producción que justifiquen el cese total o parcial de la actividad empresarial.
  • ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo): Se utiliza para la suspensión de contratos o reducción de jornada de forma temporal, permitiendo a la empresa una mayor flexibilidad para enfrentar circunstancias temporales adversas, como las causadas por casos de fuerza mayor ERTE o dificultades económicas transitorias.

Ambos procedimientos son instrumentos clave para la gestión de crisis y reestructuración empresarial, pero es esencial elegir el adecuado según la naturaleza y duración prevista de la situación que enfrenta la empresa. Por eso, ayudamos a determinar el camino más beneficioso, siempre buscando beneficios de ERTE para empresas o la manera más eficiente de gestionar un ERE, según sea el caso.

Pasos críticos en el estudio de expedientes de regulación de empleo

El proceso de estudio de expedientes de regulación de empleo requiere de una metodología rigurosa y detallada para asegurar que las decisiones tomadas sean justas, eficaces y, sobre todo, legales. Para lograrlo, abordamos este proceso con un enfoque estratégico, comenzando siempre por un exhaustivo análisis de la situación empresarial. Este primer paso es crucial para comprender la realidad económica y laboral de la empresa y fundamentar cualquier acción posterior sobre bases sólidas y objetivas.

Seguidamente, la identificación de causas legítimas para ERE o ERTE juega un papel determinante en la justificación del expediente ante las autoridades laborales y la propia plantilla. Finalmente, consideramos imprescindible la evaluación de alternativas al ERE/ERTE, buscando soluciones que minimicen el impacto en el empleo y ofrezcan a la empresa la flexibilidad que necesita para superar la situación adversa. A continuación, te mencionamos estos pasos con mayor detalle:

Análisis de la situación empresarial

Es el primer paso en el estudio de un expediente de regulación de empleo, este análisis implica una revisión exhaustiva de la salud financiera de la empresa, su flujo de caja, la productividad y la viabilidad a largo plazo de su modelo de negocio. Además, utilizamos este análisis para obtener una fotografía clara de las circunstancias que enfrenta la empresa, lo cual es indispensable para fundamentar cualquier medida de regulación de empleo.

Una vez realizado el análisis, el siguiente paso es definir la estrategia a seguir. Aquí, tomamos en consideración tanto los aspectos económicos como los humanos de la situación, buscando siempre el equilibrio entre la necesidad de la empresa de ajustarse a nuevas realidades y la importancia de preservar el empleo siempre que sea posible.

Identificación de causas legítimas para ERE o ERTE

Identificar causas legítimas para ERE o ERTE es un paso crítico que requiere de un conocimiento profundo de la legislación laboral vigente. Por eso, nos aseguramos de que cada caso sea evaluado minuciosamente para determinar si se ajusta a las causas aceptadas legalmente, tales como:

 

  • Económicas: Situación negativa de los resultados económicos o perspectivas desfavorables.
  • Técnicas: Cambios en los medios o métodos de producción.
  • Organizativas: Modificaciones en los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción.
  • De producción: Cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa ofrece.

Cada una de estas causas debe ser justificada con evidencia concreta y suficiente para evitar impugnaciones y garantizar la legalidad del expediente.

Evaluación de alternativas al ERE/ERTE

Antes de proceder con un ERE o ERTE, es fundamental evaluar todas las alternativas posibles que podrían evitar o minimizar la pérdida de empleo. En este caso, consideramos varias opciones, como:

  • Reducción de jornada: Implementar una reducción temporal de la jornada laboral puede ser una alternativa viable al despido.
  • Reasignación de roles: Modificar las tareas o roles dentro de la empresa para adaptarse a las necesidades actuales sin recurrir a despidos.
  • Formación y recualificación: Ofrecer formación a los empleados para que puedan asumir nuevas funciones dentro de la empresa.

Exploramos estas y otras opciones con nuestros clientes, buscando siempre soluciones que permitan a la empresa adaptarse a las circunstancias actuales mientras se preserva el máximo número de empleos.

Cómo confeccionar un expediente de regulación de empleo efectivo

La confección de un expediente de regulación de empleo efectivo es un proceso meticuloso que exige una preparación detallada y un conocimiento profundo de la normativa aplicable. Para lograrlo, abordamos este proceso con un enfoque integral, asegurando que cada paso se realice con la mayor precisión y atención al detalle. El primer paso crítico en este proceso es la recopilación de documentación necesaria, que debe ser exhaustiva y estar perfectamente organizada.

Esta etapa es seguida por la elaboración del informe justificativo, piedra angular del expediente que debe reflejar de manera clara y concisa las razones que justifican la medida. Finalmente, pero no por ello menos importante, es fundamental la comunicación y negociación con representantes de los trabajadores, un paso que debe ser manejado con sensibilidad y transparencia para minimizar el impacto social de la medida y facilitar su aceptación. Te explicamos cómo confeccionar un expediente de regulación de empleo efectivo, a continuación:

Recopilación de documentación necesaria

Si quieres que el expediente sea efectivo y cumpla con todos los requisitos legales, es indispensable una adecuada recopilación de documentación. Esta incluye:

  • Informes económicos-financieros: Describen la situación económica de la empresa, justificando la necesidad del expediente.
  • Planes de reestructuración o viabilidad: Muestran las medidas adoptadas o previstas para recuperar la viabilidad de la empresa.
  • Documentos legales y acuerdos previos: Contratos, convenios colectivos aplicables, y cualquier acuerdo previo con representantes de trabajadores.

Cada documento debe ser recabado con diligencia, garantizando que la información sea actual, relevante y suficientemente detallada para sostener el proceso de regulación de empleo.

Elaboración del informe justificativo

El informe justificativo es un elemento clave que debe contener:

  • Descripción de la situación económica, técnica, organizativa o de producción: Detalla las razones específicas que motivan el expediente.
  • Número de trabajadores afectados: Especifica cuántos y cuáles trabajadores se verán afectados por el expediente.
  • Medidas propuestas: Incluye las acciones que la empresa pretende tomar, justificando su necesidad y proporcionalidad.

Este informe debe ser claro, conciso y estar perfectamente fundamentado para que sea aceptado por las autoridades laborales y comprendido por los trabajadores afectados.

Comunicación y negociación con representantes de los trabajadores

La comunicación y negociación con representantes de los trabajadores es un paso crítico que requiere de un manejo experto, así que es importante abordar estas conversaciones con un enfoque constructivo, buscando siempre alcanzar un consenso que minimice el impacto negativo de la regulación de empleo. Esta etapa debe ser tratada con transparencia, ofreciendo toda la información necesaria y escuchando activamente las preocupaciones y sugerencias de los representantes de los trabajadores.

La negociación busca el acuerdo sobre las condiciones del expediente, la exploración conjunta de alternativas y medidas de mitigación. Nuestro principal objetivo es alcanzar soluciones que, dentro de lo posible, satisfagan tanto las necesidades de la empresa como las expectativas de los trabajadores, asegurando así un proceso más armonioso y una implementación efectiva de las medidas acordadas.

Procedimientos específicos de los ERTE por causa de fuerza mayor y otras causas

Actualmente, nos especializamos en la gestión y asesoramiento laboral en procedimientos específicos de los ERTE por causa de fuerza mayor y otras causas, adaptándonos a las necesidades de cada empresa para superar situaciones adversas con el menor impacto posible. Los ERTEs son instrumentos legales diseñados para ofrecer flexibilidad y preservar puestos de trabajo frente a circunstancias imprevistas o dificultades económicas.

La distinción entre los distintos tipos de ERTE es fundamental, ya que el proceso y la documentación requerida varían significativamente en función de la causa que lo justifica. Nuestro enfoque se centra en proporcionar un acompañamiento integral, desde la identificación de la causa aplicable hasta la implementación efectiva del expediente, asegurando el cumplimiento de toda la normativa vigente, estos son los procedimientos que debes realizar con mayor detalle:

ERTE por fuerza mayor: procedimiento y documentación

El ERTE por fuerza mayor se activa ante eventos imprevistos e inevitables que impiden continuar con la actividad normal de la empresa. El procedimiento para su aplicación incluye:

  • Solicitud ante la autoridad laboral: Presentación de la solicitud justificando la existencia de fuerza mayor.

Documentación necesaria:

  • Informe que detalle el evento de fuerza mayor y su impacto directo en la actividad empresarial.
  • Evidencia documental: Soporte que demuestre la relación directa entre el evento y la necesidad del ERTE.
  • Comunicación a los representantes de los trabajadores: Información sobre la intención de iniciar un ERTE, proporcionando detalles sobre el mismo.

Este proceso debe ser gestionado con diligencia para asegurar la rápida aprobación y minimizar el tiempo en que la empresa opera bajo condiciones desfavorables.

ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

Los ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción ofrecen a las empresas la posibilidad de adaptarse a cambios estructurales o situaciones económicas adversas. Las causas que pueden justificar este tipo de ERTE incluyen:

  • Económicas: Situaciones donde la empresa enfrenta problemas de viabilidad a corto o medio plazo debido a pérdidas actuales o previstas.
  • Técnicas: Cambios en los medios o en la tecnología empleada que afectan a la estructura de empleo.
  • Organizativas: Modificaciones en los sistemas de trabajo o en la organización interna que conllevan un excedente de personal.
  • De producción: Variaciones significativas en la demanda de los productos o servicios que ofrece la empresa.

Cada una de estas causas requiere de una justificación detallada y la presentación de documentación específica que demuestre la necesidad del ERTE. En Fiscalis, brindamos asesoramiento para elaborar la documentación requerida y diseñar una estrategia de comunicación efectiva con los trabajadores, facilitando el proceso y contribuyendo a la continuidad empresarial.

Gestión de la fase posterior al ERE/ERTE

La gestión de la fase posterior al ERE/ERTE es una etapa crucial que requiere de un seguimiento detallado y una comunicación continua para garantizar el cumplimiento de las obligaciones legales y el mantenimiento de una relación laboral sana y transparente. Por eso, enfatizamos la importancia de esta fase como una oportunidad para restablecer la normalidad operativa y fomentar un ambiente de trabajo positivo.

La reincorporación de los trabajadores, la adaptación a las nuevas condiciones laborales y la evaluación de la efectividad de las medidas aplicadas son aspectos fundamentales que deben ser manejados con profesionalismo y empatía. Este período implica cumplir con obligaciones legales, fortalecer la confianza, el compromiso entre la empresa y su plantilla, aspectos clave para la recuperación y el éxito a largo plazo.

Obligaciones empresariales tras la aplicación de un ERE/ERTE

Tras la implementación de un ERE/ERTE, las empresas se enfrentan a una serie de obligaciones que deben ser atendidas meticulosamente para asegurar una transición ordenada y conforme a la ley. Entre estas obligaciones se encuentran:

  • Notificación a los trabajadores y representantes legales: Informar sobre el fin del ERE/ERTE y las condiciones de reincorporación.
  • Reactivación de contratos suspendidos o modificación de condiciones de trabajo: Ajustar los registros laborales y contractuales conforme a la nueva situación.
  • Liquidación de cotizaciones a la Seguridad Social: Asegurar que todas las cotizaciones pendientes durante el periodo de suspensión sean regularizadas.
  • Mantenimiento del empleo: Respetar el compromiso de mantenimiento del empleo durante el tiempo estipulado por la ley tras la aplicación de un ERTE por causa de fuerza mayor.

Estas acciones son fundamentales para garantizar el cumplimiento legal y contribuir a la estabilidad laboral y económica de la empresa post-crisis.

Derechos de los trabajadores afectados

Los trabajadores afectados por un ERE/ERTE gozan de una serie de derechos que las empresas deben respetar rigurosamente durante y después de la aplicación de estas medidas. Estos derechos incluyen:

  • Derecho a la reincorporación: Prioridad en la ocupación de sus puestos de trabajo una vez finalizado el ERTE o en caso de nuevas contrataciones después de un ERE.
  • Derecho a la información: Recibir información clara y precisa sobre los cambios en las condiciones de trabajo y los pasos a seguir tras la finalización del ERE/ERTE.
  • Derecho a la formación: En algunos casos, acceder a formación para mejorar su empleabilidad o adaptarse a nuevas funciones dentro de la empresa.
  • Derecho a la protección social: Acceso a prestaciones por desempleo en condiciones compatibles con las especificidades del ERE/ERTE.

La observancia de estos derechos es esencial para asegurar una transición justa y respetuosa para los trabajadores, facilitando así la recuperación de la actividad empresarial en un clima de confianza y cooperación mutua.

Preguntas Frecuentes

Un ERTE es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo que permite a las empresas suspender contratos o reducir jornadas temporalmente ante situaciones adversas como fuerza mayor, causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Se aplica para preservar empleos mientras la empresa atraviesa dificultades.

Un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) implica medidas permanentes como despidos colectivos o la suspensión definitiva de contratos, generalmente por causas estructurales.

En cambio, un ERTE es temporal, buscando una solución a corto plazo sin terminar la relación laboral definitivamente.

La documentación para un ERTE varía según la causa, pero generalmente incluye un informe que justifique la situación, evidencia documental del impacto en la actividad empresarial, y comunicaciones previas con los representantes de los trabajadores.

Los trabajadores en ERTE tienen derecho a la prestación por desempleo, aunque no cumplan el mínimo de cotización requerido, a la protección de su empleo durante un periodo posterior al ERTE, y a la reincorporación a sus puestos de trabajo bajo las mismas condiciones.

Tras aplicar un ERTE, la empresa debe reincorporar a los trabajadores afectados a sus puestos cuando la situación lo permita, mantener las condiciones laborales previas al ERTE, y cumplir con las especificaciones de la autorización del ERTE respecto a la no realización de despidos o la distribución de dividendos en ciertos casos.

La correcta gestión y aplicación de los expedientes de regulación de empleo, ya sean EREs o ERTEs, representa una herramienta fundamental para las empresas en momentos de incertidumbre económica o cambios estructurales. Desde Fiscalis, nuestro compromiso es brindar asesoramiento especializado y apoyo en cada etapa del proceso, garantizando el cumplimiento de todas las obligaciones legales y la protección de los derechos de los trabajadores.

Nuestro enfoque está en ofrecer soluciones personalizadas que atiendan las necesidades específicas de cada empresa y sus trabajadores. Entendemos la importancia de mantener un equilibrio entre la viabilidad empresarial y la responsabilidad social, y por eso trabajamos cada día para ser el aliado estratégico que las empresas necesitan. Con Fiscalis, las empresas no solo navegan por la complejidad de los EREs y ERTEs, sino que también construyen los cimientos para un futuro laboral más estable y próspero.

En Fiscalis Podemos ayudarte
¿HABLAMOS?