EREs y ERTEs: Navegando por las Aguas de las Regulaciones de Empleo en Tiempos Cambiantes

Gestoria y asesoria
eres-ertes

En Fiscalis Abogados, llevamos años inmersos en las aguas siempre cambiantes de la legislación laboral española. Desde la aparición de los ERE (Expediente de Regulación de Empleo) y ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), hemos asistido y asesorado a múltiples empresas y trabajadores, ofreciendo soluciones ante los retos del mercado de trabajo. La crisis económica, el impacto del COVID-19 en el empleo y la necesidad de adaptación laboral a la nueva normalidad, nos han llevado a estudiar a fondo los despidos colectivos, la suspensión de contrato, la reducción de jornada, entre otras medidas temporales de empleo.

Con el propósito de mantener el empleo y ofrecer un soporte en momentos difíciles, tanto para las empresas en crisis como para sus empleados, se han impulsado diversas regulaciones de empleo. La flexibilidad laboral, el papel de los sindicatos en los ERE/ERTE y la protección al empleo se han vuelto temas esenciales. Y en este panorama, desde Fiscalis, nos enorgullecemos de ser un referente, ayudando a navegar por estas aguas y ofreciendo respuestas gubernamentales al desempleo, así como estrategias empresariales en tiempos cambiantes.

Entendiendo los EREs y ERTEs: Una visión integral

Desde nuestro despacho en Valencia, observamos un panorama laboral en España que ha requerido adaptarse a situaciones inesperadas y cambiantes. Los ERE (Expediente de Regulación de Empleo) y ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) han emergido como herramientas fundamentales en este contexto. Estas medidas, ideadas para responder ante crisis económicas o situaciones excepcionales, tienen el propósito de proteger tanto a las empresas como a los trabajadores.

Sin embargo, es esencial comprender en profundidad estas regulaciones de empleo, ya que su aplicación incorrecta puede acarrear problemas legales y sanciones. Por esa razón, creemos que un entendimiento integral y profundo de estos instrumentos es crucial. No solo para cumplir con la legislación laboral española, sino también para garantizar los derechos del trabajador y la sostenibilidad de la empresa en momentos de incertidumbre.

Definición de ERE y su impacto en empresas y trabajadores

Un ERE, o Expediente de Regulación de Empleo, es un procedimiento legal mediante el cual una empresa puede llevar a cabo despidos colectivos, ya sea por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Este mecanismo busca equilibrar la situación financiera de la empresa, pero también implica un impacto significativo para los trabajadores afectados.

Por otro lado, el proceso de un ERE implica una serie de trámites y acuerdos colectivos que requieren la intervención de representantes de los trabajadores, como sindicatos. La empresa tiene la responsabilidad de justificar la necesidad del ERE y, a la vez, ofrecer indemnizaciones por despido conforme a lo establecido en la ley.

En este aspecto, hemos asesorado a numerosas empresas y trabajadores en estos procedimientos, garantizando que se respeten sus derechos y se cumplan todas las regulaciones de empleo pertinentes.

¿Qué es un ERTE? Función y diferencia con el ERE

Un ERTE, o Expediente de Regulación Temporal de Empleo, es un instrumento que permite a las empresas suspender temporalmente contratos o reducir la jornada laboral de sus trabajadores, principalmente ante situaciones coyunturales. A diferencia del ERE, el ERTE no implica la finalización de los contratos laborales, sino una pausa o modificación temporal.

Diferencias clave entre ERE y ERTE:

  • Naturaleza: Mientras que el ERE implica despidos colectivos definitivos, el ERTE es una medida temporal.
  • Causas: Los EREs suelen aplicarse por razones estructurales o permanentes de la empresa, mientras que los ERTEs responden a situaciones coyunturales o temporales.
  • Indemnizaciones: En un ERE, la empresa debe ofrecer indemnizaciones por despido. En cambio, en un ERTE, no se otorgan indemnizaciones, pero los trabajadores tienen derecho a una prestación por desempleo durante el período de suspensión o reducción.
  • Reincorporación: Tras un ERTE, los trabajadores retoman su posición original una vez superada la situación que lo motivó. En el caso del ERE, la relación laboral se termina de forma definitiva.

Tipologías de ERE: ¿Cuántos existen y cuáles son sus características?

Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) no son una solución única y homogénea, sino que se adaptan a las diversas circunstancias que pueden enfrentar las empresas. Es fundamental para cualquier empresa conocer las distintas modalidades de ERE y sus características específicas para elegir la más adecuada según su situación. Estos son los Tipos de ERE:

  • ERE por causas económicas: Se aplica cuando la empresa enfrenta una situación económica negativa que dificulta su continuidad.
  • ERE por causas técnicas: Este tipo se activa cuando existen cambios en los medios o instrumentos de producción.
  • ERE por causas organizativas: Se utiliza cuando hay alteraciones en el sistema y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción.
  • ERE por causas de producción: Aplicable cuando hay cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa ofrece.

Por lo tanto, recomendamos a las empresas evaluar detenidamente cada tipo de ERE y, si es necesario, contar con asesoramiento experto para determinar el más conveniente según su contexto y garantizar el cumplimiento de todas las regulaciones laborales.

Procedimientos y tramitaciones: Desde la teoría a la práctica

En el mundo laboral y empresarial, entender y gestionar adecuadamente los procedimientos y tramitaciones es esencial. No solo porque garantizan el cumplimiento de las regulaciones, sino también porque un proceso bien ejecutado puede minimizar las fricciones y el estrés asociado a estos expedientes. Desde el ERE hasta el ERTE, hay una serie de pasos y requerimientos que las empresas deben tener en cuenta, son los siguientes:

  • Solicitud inicial: Presentación oficial para iniciar cualquier proceso, ya sea ERE o ERTE.
  • Documentación justificativa: Conjunto de documentos que respaldan y justifican la necesidad del expediente.
  • Periodo de consultas: Espacio de tiempo donde se realizan negociaciones entre la empresa y los representantes de los trabajadores.
  • Informe técnico: Descripción detallada de las causas y necesidades que motivan el expediente.
  • Resolución final: Documento oficial que establece la aprobación o rechazo del expediente solicitado.

Pasos esenciales en la tramitación de un ERE

La tramitación de un ERE, o Expediente de Regulación de Empleo, es un proceso delicado que exige precisión y transparencia. Es fundamental que las empresas se aseguren de seguir cada paso conforme a la normativa para garantizar la legalidad y efectividad de la medida. Conoce los pasos en la tramitación de un ERE:

  • Comunicación inicial: Informar a los representantes de los trabajadores sobre la intención de iniciar un ERE.
  • Presentación de documentos: Aportar toda la documentación que justifique la necesidad del ERE.
  • Inicio del periodo de consultas: Establecer un espacio de negociación entre la empresa y los representantes laborales.
  • Informe de la Inspección de Trabajo: Evaluación y recomendaciones por parte de este organismo.
  • Resolución: Decisión final sobre la aprobación o rechazo del ERE presentado.

Comunicación y consultas empresariales: Claves para un proceso eficiente

La comunicación y las consultas empresariales juegan un papel crucial en cualquier tramitación, ya que facilitan el entendimiento mutuo y favorecen un ambiente de cooperación. Una buena gestión en este ámbito puede marcar la diferencia entre un proceso conflictivo y uno fluido. Conoce a continuación las claves para un proceso eficiente:

  • Transparencia: Proporcionar toda la información necesaria de forma clara y concisa.
  • Anticipación: Informar con suficiente antelación sobre cualquier paso o cambio en el proceso.
  • Participación activa: Fomentar la intervención y feedback de todas las partes involucradas.
  • Escucha activa: Considerar y valorar las opiniones y preocupaciones de los trabajadores y sus representantes.
  • Mediación: En casos de desacuerdo, recurrir a mediadores para encontrar soluciones intermedias.

Despidos tras un ERTE: ¿Cuándo son legales e ilegales?

Un aspecto delicado tras la aplicación de un ERTE es la posibilidad de realizar despidos. Es esencial conocer las circunstancias bajo las cuales estos despidos son legales y en qué situaciones se consideran ilegales.

Legales:

  • Por causas objetivas: Justificados por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción que persisten tras el ERTE.
  • Finalización del periodo de ERTE: Si la situación que llevó al ERTE no mejora, y se sigue la normativa adecuada.

Ilegales:

  • Sin justificación: Despedir sin aportar razones válidas o documentación respaldatoria.
  • Durante el periodo de ERTE: Sin seguir el proceso adecuado y sin causas objetivas que lo justifiquen.
  • Violación del compromiso de mantenimiento de empleo: Si la empresa ha accedido a ciertos beneficios durante el ERTE, no puede despedir sin razones justificadas en un periodo establecido.

Derechos laborales y protecciones legales

El panorama de los derechos laborales en España ha experimentado diversas evoluciones a lo largo de los años, siendo siempre el propósito principal proteger al trabajador ante situaciones adversas. Estas protecciones legales se establecen no solo como un mecanismo de defensa para el empleado.

También, se convierten en una guía de actuación para las empresas, garantizando que las decisiones tomadas, en particular en lo que respecta a los ERE, se ajusten a la legalidad y a la ética laboral. Así, se busca un equilibrio entre los intereses económicos de las organizaciones y el bienestar y seguridad de la plantilla.

¿Qué dice la ley sobre despidos por ERE?

El marco legal español es claro y detallado en lo que concierne a los despidos derivados de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). La justificación de estos despidos debe estar fundamentada en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Es crucial que las empresas sigan un protocolo específico y garanticen la transparencia en todo el proceso. La legislación se ha diseñado para evitar abusos y asegurar que tanto la empresa como los trabajadores conozcan y ejerzan sus derechos y obligaciones en este tipo de procedimientos, respetando en todo momento las garantías laborales establecidas.

Nuevas regulaciones: El RD 608/2023 y sus implicaciones

El Real Decreto 608/2023 ha supuesto un giro en las regulaciones laborales, introduciendo cambios significativos en la materia de EREs y ERTEs. Su propósito es adaptar la legislación a las nuevas realidades del mercado laboral y garantizar una mayor protección al trabajador.

Este decreto ha puesto de manifiesto la necesidad de mantener actualizado el marco normativo, teniendo en cuenta las dinámicas cambiantes del mundo laboral y la economía. Con la entrada en vigor de este RD, las empresas deben ser aún más meticulosas y rigurosas en la gestión de estos expedientes, asegurándose de cumplir con cada una de las disposiciones establecidas.

Indemnizaciones y prestaciones: Protegiendo al trabajador

Uno de los pilares fundamentales en cualquier proceso de despido, y más aún en un ERE, es el derecho del trabajador a recibir una indemnización justa y acorde a su antigüedad y condiciones laborales. Las indemnizaciones actúan como un colchón económico, permitiendo al trabajador afrontar la transición hacia una nueva oportunidad laboral con mayor seguridad.

Por otro lado, las prestaciones son otro mecanismo de protección, otorgando al empleado afectado ciertos beneficios y ayudas mientras se encuentra en búsqueda activa de empleo. Ambos componentes, indemnizaciones y prestaciones, reflejan el compromiso del Estado y de las empresas con el bienestar de sus trabajadores, buscando siempre una solución equitativa ante situaciones difíciles.

ERTEs en la nueva normalidad: Cambios, adaptaciones y estrategias

La emergencia sanitaria del COVID-19 trajo consigo una serie de desafíos para el mercado laboral, siendo los ERTEs una herramienta clave para las empresas españolas durante la crisis. En esta «nueva normalidad», estos expedientes de regulación temporal de empleo han sufrido transformaciones y adaptaciones.

No son ya solo un mecanismo de respuesta ante una emergencia, sino que se han consolidado como una estrategia que las empresas pueden adoptar frente a situaciones fluctuantes o de incertidumbre en el mercado. Con los continuos cambios y adaptaciones a los que se han sometido, es esencial que las empresas estén al día con las últimas regulaciones y sepan cómo implementarlos de manera efectiva y beneficiosa.

En este contexto cambiante, las estrategias relacionadas con los ERTEs han evolucionado, convirtiéndose en un recurso más versátil y adaptable. Las empresas no solo buscan proteger sus intereses, sino también garantizar la seguridad y bienestar de sus empleados. La transparencia, el diálogo y la flexibilidad se han erigido como pilares esenciales al aplicar estos mecanismos en la nueva realidad empresarial.

Del ERTE al ERE: Situaciones y consideraciones

El paso de un ERTE a un ERE es una transición que ninguna empresa desea hacer, pero en ciertos contextos, resulta inevitable. Es esencial entender que, mientras un ERTE es temporal y busca superar un obstáculo a corto plazo, un ERE implica una decisión a largo plazo y suele estar basado en razones estructurales o económicas más profundas.

Las empresas deben considerar minuciosamente esta transición, evaluando no solo las necesidades económicas, sino también el impacto humano y organizativo que conlleva.

Las consideraciones en este tránsito no son menores. Es imperativo para las empresas garantizar que el proceso se lleve a cabo respetando todos los derechos de los trabajadores y siguiendo la normativa legal al pie de la letra. Además, es vital mantener un canal abierto de comunicación con los empleados, informándoles de cada paso y ofreciendo apoyo y orientación durante el proceso.

Preguntas frecuentes

Un ERTE es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, utilizado por las empresas para enfrentar situaciones coyunturales y temporales, como una crisis puntual o la pandemia del COVID-19. Su objetivo es suspender o reducir temporalmente las jornadas laborales.

Por otro lado, un ERE, Expediente de Regulación de Empleo, es una decisión a largo plazo que implica despidos definitivos, generalmente por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción en la empresa.

Sí, en la nueva normalidad, los ERTEs no solo son herramientas de emergencia, sino que se han consolidado como estrategias adaptativas frente a situaciones fluctuantes o de incertidumbre en el mercado. Las empresas los utilizan como mecanismos flexibles para ajustarse a cambios y desafíos emergentes.

Se anticipa una mayor flexibilidad laboral, la incorporación formal de modalidades de trabajo remoto y una regulación que impulse la formación y capacitación continua para empleados.

El RD 608/2023 introduce nuevas disposiciones y ajustes a las regulaciones laborales existentes. Es crucial para empresas y empleados estar familiarizados con este Real Decreto para garantizar su correcta aplicación en el contexto de los ERTEs y EREs.

Los trabajadores tienen derechos garantizados por ley en caso de un ERE. Esto incluye recibir indemnizaciones que correspondan según su antigüedad, contrato y las causas que motiven el ERE. Las empresas deben asegurarse de cumplir con todas las obligaciones legales y garantizar que los derechos de los empleados se respeten durante todo el proceso.

En tiempos cambiantes y desafiantes, es esencial que tanto empresas como trabajadores estén bien informados y preparados para enfrentar y adaptarse a las nuevas circunstancias. Las herramientas y estrategias, como los ERTEs y EREs, juegan un papel crucial en este panorama, permitiendo flexibilidad y adaptabilidad.

Sin embargo, la clave del éxito reside en la colaboración, el diálogo y la búsqueda constante de equilibrio entre las necesidades empresariales y los derechos de los trabajadores. Al mirar hacia el futuro, nos espera un panorama laboral dinámico, y la preparación y adaptación serán esenciales para navegar con éxito en él, si requieres nuestros servicios contáctanos aquí.

Comparte:

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.